Mi progreso

viernes, 21 de diciembre de 2007

El Grinch...

Estos últimos días estoy siempre de malas, no se porque pero en vez de que las vacaciones me sirvieran para descansar y ser feliz, me la paso enojada con todos y todas. Cada vez me peleo más con mi mamá, soy menos cariñosa con mi papá y no tengo nada de ánimos de hablar con mi hermano.

¿Será acaso la época? ¿Serán mis hormonas? ¿Será la "adolesencia"?

He llegado a la conclusión de que son estas tres cosas juntas y además agrueguenle el hecho de que casi no estoy comiendo. Me siento deprimida, triste, sin ganas de salir.

Mis amigos están preocupados, me hablan por teléfono pero al rato les cuelgo. Todos me preguntan constantemente que tengo y ¿cómo les puedo responder si ni yo se que me pasa?? Me dicen que estoy enferma, que valla al doctor, que tome vitaminas, que coma algo, que estoy muy flaca, que coma chocolate, que la navidad ya está aquí y que debería de estar feliz.

Pero el hecho de que pronto será navidad es lo que me deprime más. Se me hace que llega un momento en el que la gente solo compra por comprar, regala cosas por compromiso y se llenan de falsas ilusiones.

Pero en fin princesas, creo que es mi mal humor el que me hace ver todo gris.

PD: LAS AMO!!! En serio no se que haría sin ustedes, sin sus comentarios que me dan ánimos de seguir día a día. Son mi gran apoyo!!!


y xq no un poco de real thinspo






lunes, 10 de diciembre de 2007

Ouch!!!

Hola princesas!!!


Pues les cuento... antier me compré unos laxantes en una tienda naturista y yo estaba muy feliz con la ilusión de bajar de peso super rápido y feliz y llegando, esa misma noche me tomé uno esperando amanecer e ir al baño y seguir mi vida como si nada.


Pues resulta que amaneció y nada... al parecer no me hizo efecto así que le tomé confianza a las pastillitas y pues la noche de ayer me tomé tres para ver si hacían efecto.... oh error!!!! El día de hoy me la he pasado en el baño y siento que mi alma se va por el retrete.... no se que tengan estas pastillas pues su efecto no se parece en nada a otras que ya había tomado.


Así que moraleja: no volver a comprar laxantes en tiendas naturistas... mejor ya no comer... prometo princesas portarme bien para no tener que recurrir a estos métodos de nuevo!!!!